Reseña: La verdad sobre el caso Harry Quebert

20 dic. 2018

LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT
Mi puntuación: ★ ★ ★ ★
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

¿Quién mató a Nola Kellergan esa calurosa tarde de Agosto del 75? Esa es la gran incógnita que lleva rondando durante décadas en el pueblo de Aurora, una tranquila comunidad donde todos se conocen, pero nadie dice nada que no debería. Y es también la incógnita que ronda a Harry Quebert, un reconocido escritor confinado en una preciosa casa entre la playa y el campo, en los límites de Aurora, y a la que Marcus Goldman llega desesperado, buscando una salvación casi milagrosa. Marcus ha publicado una única novela con la que ha conocido el éxito de ser una estrella neoyorkina. Sin embargo, siendo joven y ambicioso, firmó un contrato que está a punto de costarle casi todo si no consigue terminar una segunda novela capaz de estar a la altura de su predecesora. Pero la página en blanco y la falta de un buen argumento son sus peores enemigos y, cuando la tempestad está a punto de llegar, Goldman se escabulle a la casa de su antiguo mentor, Harry Quebert, con la secreta esperanza de hallar en ella la solución a sus problemas. 

No obstante, lo que encuentra es algo mucho más grande (y peor) de lo que imaginaba: en el jardín de aquella idílica casa han desenterrado el cadáver de una joven - la quinceañera Nola Kellergan - reabriendo un caso que llevaba empolvándose desde 1975. Cuando sale a la luz que Harry Quebert (por entonces un treintañero exitoso) tenía una relación amorosa con la desaparecida, Aurora y sus habitantes empiezan a dejar atrás esa fachada remilgada, compitiendo por contar su propia versión de los hechos. ¿Será esta la oportunidad de Marcus Goldman de encontrar una historia que lo lleve nuevamente al estrellato? ¿O es que esa necesidad de desentrañar los retorcidos hilos de una dramática historia de amor obedecen al hecho de querer limpiar el nombre de su antiguo mentor? 

En el fondo, yo siempre había sido un tipo bastante solitario, y de pronto todo cambiaba. Con Nola sentía que pertenecía a un todo, de una entidad que formábamos juntos.

La verdad sobre el caso Harry Quebert venía recomendadísimo por la crítica, por bloggeros a los que sigo y además, con la promesa de una próxima adaptación televisiva. Nunca me han asustado los libros largos, pero algo me decía que esta novela de Jöel Dicker merecía leerse con calma, saboreando cada giro, mientras se descubrían los entresijos de una historia bien hilada. Personalmente, creo que no me equivoqué al poner mis expectativas en ella: la novela se toma su tiempo para sentar las bases, para ir colocando los cimientos de lo que será la búsqueda policial por desenmascarar al culpable. Casi setecientas páginas dan para bastante, pero el secreto es mostrar lo justo y necesario de cada personaje para que la mente del lector empiece a elaborar conjeturas. 

Dicker narra la historia de Harry Quebert a tres tiempos: 1975,1998 y 2008, treinta y tres años en los que la desaparición del amor de su vida - Nola - ha ido haciendo mella en su alma. ¿Realmente tuvieron una oportunidad de ser felices en algún momento de su relación? ¿Quién quería ver a Nola muerta y, sobre todo, cómo llegó el cadáver hasta el jardín de su casa? Esta y otras preguntas se van respondiendo a lo largo de las páginas, a la par que conocemos más de Aurora y de sus habitantes: desde la dueña de la cantina hasta el forastero de pasado oscuro, pasando por la chica popular de la escuela, el jefe de policía y el eterno admirador. Y por supuesto, Nola Kellergan, la gran protagonista de esta historia, cuya imagen idealizada poco a poco se va desconstruyendo conforme Goldman empieza a encontrar nuevas pistas de su muerte. 

— Harry ¿cómo se transmiten emociones que no se han vivido?
— Ése es precisamente su trabajo como escritor. Escribir significa que es usted capaz de sentir mejor que los demás y transmitirlo después.

No hay duda de que Dicker ha sabido sorprenderme con La verdad sobre el caso Harry Quebert de buena manera: se toma su tiempo para ir trazando cada pincelada de la historia y acelera el ritmo hacia el final, donde giro tras giro del argumento llevan al lector a preguntarse si finalmente la verdad saldrá a la luz. Me ha parecido un buen manejo de suspenso y considero que los saltos temporales ayudan a ello. Sí, puede que al comienzo cueste un poco acostumbrarse, pero una vez que se está inmerso en la historia mucho me temo que la única solución es llegar al final del caso. Los personajes, cada uno a su manera, también resultan entrañables y aportan la cuota de sarcasmo, misterio y cierta pizca de locura a la novela (y Aurora es un personaje más, que no se les olvide). 

Algo que quiero destacar (y la razón por la que terminé llenando mi ejemplar de post-its) es que es una novela que va sobre una novela, sobre un alumno escritor y su maestro también escritor. La relación entre Harry y Marcus nos regalan consejos de escritura, frases para enmarcar y sobre todo, momentos que, si eres una persona que escribe además de leer, definitivamente lo vas a disfrutar. Y no es un recursos que se utilice gratuitamente para llegar al corazón del lector, sino que también tiene un propósito dentro de la historia y adelanta pinceladas de lo que será el capítulo en ciernes. 

Quizás el punto del que cojea La verdad sobre el caso Harry Quebert sea - mucho me temo - la relación romántica entre el propio Harry y Nola. Sí, puede que la gran diferencia de edad funcione como gancho de la novela, pero a llegar al final, cuando las piezas encajan y en panorama completo se desvela... la historia de amor se ve un poco desdibujada al lado del componente policíaco. Tal vez el problema sea yo, pero me quedé con la sensación de que un desencadenante como esa relación merecía una mayor intensidad de drama en la historia. Más allá de eso, La verdad sobre el caso Harry Quebert me ha gustado mucho - bastante más incluso de lo que esperaba - y ha sido un thriller interesante para conocer a Joël Dicker. Ahora solo queda esperar la adaptación (con Patrick Dempsey) encabezando el reparto, para ver si puede igualar (o al menos intentar) a su versión de papel.

1 comentario

  1. Tengo muchas ganas de leer este libro aunque lo mío no sea lo policial pero como bien dices todo mundo lo para recomendando, besos :)

    ResponderEliminar

Síguenos la pista en Instagram: @palabrasqv

© Palabras que vuelan | Libros & literatura. Design by FCD.